¿Por qué tiene éxito el marketing de contenidos?

Los formatos de publicidad habituales cada vez dejan más paso a nuevas formas de promocionar los productos y servicios. El marketing de contenidos cobra mayor importancia entre las estrategias escogidas por las marcas. Pero ¿qué es el marketing de contenidos? Esta estrategia consiste en la elaboración de contenidos relevantes que atraigan a tu público objetivo. Aunque el pensamiento general es que está basado únicamente en la creación, la realidad es bastante distinta. Existe un proceso de investigación, planificación y análisis en el que participa un equipo multidisciplinar.

El estudio realizado por SEMrush en colaboración con Content Marketing Institute revela que el éxito de este tipo de acciones reside en la cooperación y la comunicación. Los participantes en la encuesta coinciden en que el trabajo en equipo es fundamental para conseguir un enfoque multilateral con un objetivo común.

¿Cuáles son los beneficios del Marketing de contenidos?

  • Es más barato que la publicidad tradicional: El boom de las redes sociales y de las herramientas digitales al alcance de todos ha abaratado los costes.
  • Facilita la segmentación de tu audiencia: Estas estrategias permiten crear mensajes adaptados al público al que quieres dirigirte.
  • Conexión emocional con tu comunidad: El feedback que recibes gracias a las interacciones permite crear lazos más estrechos con tu audiencia. También, corregir errores, mejorar las estrategias y adecuarte mejor a sus gustos.
  • La fidelización aumenta las ventas y la confianza: Con una audiencia participativa que siga a tu marca lograrás unos buenos índices de conversación. Los datos respecto a este tipo de acciones revelan que el marketing de contenidos tiene una influencia positiva es las decisiones de compra.
  • Es clave para tu estrategia SEO: Google siempre va a premiar aquel contenido que es original y valioso colocando tu página en buena posición.

Fuente: www.foromarketing.com

¡Contáctanos!

Fotografía aérea por medio de DRONES

Gracias a la tecnología y a la creatividad de la Industria, la fotografía y el video han evolucionado considerablemente conjunto a nuestras expectativas. Ya es posible capturar escenas desde casi cualquier ángulo posible, en cualquier lugar del mundo: todo esto gracias a la utilización de los drones y de cámaras diseñadas para enfrentarse a este tipo de retos. La fotografía aérea por medio de drones viene siendo un área relativamente, así como también el video aéreo. Sobre todo para los fotógrafos mortales, como nosotros, que no nos encontramos grabando una película. En este artículo vamos a estudiar a profundidad esta rama fotográfica, la cual parece ser un área inexplorada. Vamos a ver.

¿Qué significa “fotografía aérea por medio de drones”?

Lo que solemos entender como “fotografía aérea” es el acto de montarnos en un avión, helicóptero o globos aerostáticos y tomar fotografías o video desde allí. Bien, esto no está nada lejos de la realidad, ya que precisamente esta fue la primera forma de fotografía aérea que hubo, tanto para filmar películas como para capturar fotografías. Cuando hablamos de fotografía aérea por medio de drones nos referimos a una desviación significativa. ¿Estás familiarizado/a con los drones? Déjame explicarte lo que es, en caso de que no estés muy seguro/a de lo que esto significa.

La palabra dron, en su concepto más técnico, se refiere a un vehículo aéreo no tripulado. Tiene diversos usos, incluyendo el de rescate y la propuesta comercial. En fotografía, significa un apoyo para nuestra cámara, de manera que esta pueda filmar o capturar desde lugares en los que no podríamos estar.

Por lo tanto, cuando hablamos de este tipo de fotografía aérea, nos referimos a utilizar una cámara capaz de estabilizarse en uno de estos vehículos, mientras los piloteamos.

Maneras de hacer fotografía aérea por medio de drones

Existen dos tipos de sistema para hacer fotografía aérea por medio de drones:

  • Vista desde el suelo: Podemos hacer fotografía aérea por medio de drones, de manera tal que comandemos al aparato sin ver lo que estamos haciendo. Es decir, manejaremos el dron, tomando como referencia nuestra perspectiva, no la de él.
  • Vista en primera persona: Algunos equipos fotográficos de este tipo tienen un sistema llamado FPV (First Person View), el cual le permite al fotógrafo o cineasta manejar el dron con una visión desde el mismo. Es decir, en este sistema, sí tenemos la oportunidad de ver lo que estamos haciendo en el aire.

¿Qué necesitamos para hacer fotografía aérea por medio de drones?

El equipo para hacer este tipo de fotografía es bastante costoso y generalmente se utiliza para hacer cine. Sin embargo, no hay por qué negar la posibilidad de que tendremos acceso a estos equipos alguna vez, incluso si nosotros mismos los adquirimos. Para hacer fotografía aérea por medio de drones, necesitaremos obviamente un dron, una cámara que se adapte al mismo, y preferiblemente debamos adquirir un gimbal o cardán. Este último ítem es recomendable: se trata de un soporte que mantiene la cámara estable, pero permite la rotación del mismo.

Ahora que sabemos lo que es la fotografía aérea y sabemos cómo hacerla, vamos a ver entonces cuáles son las mejores maneras de utilizar estos artefactos.

¿Qué debemos tomar en cuenta al comprar una cámara para hacer fotografía aérea?

Los elementos que más debemos tener en cuenta son:

Resolución máxima de la cámara

Modos de vista del equipo

Sensibilidad a la Luz

Sensibilidad a otros factores como el agua o la humedad

Los fotogramas por segundo que se permiten en video

Consejos para la fotografía aérea

1.Equipos compatibles con el sistema FPV. Es preferible que adquiramos un equipo compatible con el sistema FPV, ya que este nos servirá de mejor guía. Podremos controlar toda la toma que hacemos, en lugar de adivinar el alcance desde nuestro lugar, el cual probablemente nos limite muchísimo si hay árboles u obstáculos grandes. Si perdemos de vista el dron con el sistema FPV, al menos sabremos lo que estamos viendo y sabremos como devolverlo. Y ya que muchas veces tenemos que hacer capturas desde muy alto, pues es conveniente.

2.Tomas muy altas. Nos gustan las tomas de cerca y poder visualizar perfectamente a algún sujeto o elemento en particular. Sin embargo, la fotografía aérea por medio de drones nos abre un mundo de posibilidades infinitas. Intenta elevar la cámara lo más que puedas para capturar grandes planos generales, incluso de los lugares a los que no puedes acceder. Por ejemplo, recuerdo una toma increíble con un dron hechas en Chernóbil y como saben, este es un lugar sumamente peligroso para pisar o visitar debido a la radiación.

3.Lugares exóticos. Haz fotografía aérea por medio de drones si te vas a dirigir a lugares exóticos, ya sea una selva, un desierto, los Alpes o un lugar inaccesible. Estos equipos son perfectos para empezar a desarrollar fotos excelentes a partir de locaciones alucinantes. Y honestamente, resultaría una pérdida de tiempo tener un dron si no podemos explorar áreas de este tipo.

 

4.Haz uso de un cardán o gimbal. Ya habíamos recomendado la adquisición de uno de estos, pero es importante reiterarlo. Los cardanes son sistemas de suspensión que se han utilizado desde siempre. En fotografía aérea por medio de drones (o video aéreo) te vendrá de perlas, ya que permitirá una mayor estabilización del equipo y serán anuladas las posibilidades de tener trepidaciones o vibraciones mientras grabamos o capturamos desde el aire.

5.Cuidado con los pájaros. Si bien te recomiendo que utilices los drones en lugares exóticos, y por ende abiertos, ¡cuídate de los pájaros! No querrás ningún tipo de accidente o ataque innecesario.

6.Ten en cuenta los ajustes. Los ajustes en este tipo de equipos tendrán una naturaleza particular, ya que podremos hacerlos desde abajo. Hay cámaras que pueden ajustarse mientras están volando, por lo que es cuestión de que revises el manual y te familiarices con el equipo.

7.Cuidado con la batería. La batería es uno de los elementos en continua evolución en la Industria, ya que es necesario que estas cámaras realicen un vuelo largo y que se mantengan arriba el mayor tiempo posible. De esta forma se conseguirían muchas más tomas y muchas más capturas. Es vital que leas en el manual el tiempo que puede permanecer tu equipo encendido y volando. De lo contrario, hacer fotografía aérea por medio de drones se va a convertir en una terrible experiencia.

8.Actúa de acuerdo al clima. Si haces uso de equipos pequeños para hacer fotografía aérea por medio de drones, lo más seguro es que te encuentres ocasionalmente con un obstáculo vital: el viento. Trata de elegir días calmados en cuanto a esto y que sean claros, para que puedas obtener fotografías y grabaciones de mejor calidad. Si tienes un dron más pesado, con más cámaras, es posible que no te enfrentes a tantas dificultades.

9.Ajusta las hélices. Mientras más estables estén las hélices, mucho mejor será el desempeño de las grabaciones y de las capturas. Si están estables, obtendremos por ende una mayor estabilidad en todo el equipo.

10.Haz fotografía nocturna. Hoy en día existen varias fuentes de luces especializadas para trabajar con la fotografía aérea por medio de drones. La noche no debe ser un obstáculo, ya que puedes obtener fotografías impresionantes. Averigua acerca de la compatibilidad de tu equipo con fuentes de luces externas para que no pierdas la oportunidad de utilizarlas. Por cierto, la fotografía nocturna con los drones, te va a resultar especialmente satisfactoria en las ciudades.

11.Haz muchas, muchas fotografías. Si no vas a grabar, haz lo posible por tomar muchísimas fotografías mientras tu equipo sigue en el aire. Esto te permitirá explorar diferentes ángulos, siempre y cuando nos atrevamos a mover la cámara en diferentes posiciones, en diferentes distancias. Prueba tantos ángulos cómo puedas, sobre todo si no estás viendo lo que estás fotografiando en vivo.

¡Haz que tu empresa tenga éxito desde el inicio!

¡Contáctanos!

¿Qué es la fotografía corporativa?

Para una empresa una de las mejores formas de llegar a sus clientes es mediante contenido visual. En la era de internet, en la que actualmente se mueven empresas y clientes, es importante cuidar la calidad y profesionalidad de  este tipo de contenido. Mediante fotografía corporativa podemos llegar a nuestro público de una forma eficaz, para atraerle y fidelizarle.

Es importante saber comunicarnos con nuestro público objetivo, lograr transmitirle los valores y objetivos de nuestro negocio y las actividades y personas que lo componen. En definitiva, debemos mostrar la imagen de la empresa, su identidad, resaltar las ventajas competitivas que hacen que nuestra empresa sea diferente.

Hay diferentes tipos de fotografía corporativa según los objetivos y el mensaje que queramos transmitir a nuestro público. Es interesante realizar fotografías de las instalaciones, actividades y personas que componen la empresa, para transmitir confianza y credibilidad sobre el funcionamiento de nuestro negocio. Además a la hora de hacernos un hueco en el mundo online, la fotografía corporativa de nuestros productos puede ser decisiva para la decisión de compra de nuestros consumidores, es mucho más sencillo llegar a ellos por medio de contenido visual de calidad.

Las personas que componen nuestra empresa son un activo muy importante para el funcionamiento de la misma y por lo tanto, es importante mostrar a nuestros clientes el equipo humano que hace posible el día a día de nuestro negocio. La fotografía corporativa de retrato profesional es muy útil, para presentar al equipo corporativo con naturalidad y profesionalidad, de cara al público.

La imagen de marca debe quedar reflejada en cada fotografía, es necesario diferenciarnos de la competencia a los ojos de nuestros clientes, por ello las fotografías deben ser creativas, de calidad, que transmitan la esencia de la compañía y sobre todo profesionales.

 

¡Contáctanos!

5 Consejos útiles para desarrollar una estrategia marketing digital

Hablar de marketing digital no es ninguna novedad. En la experiencia que tengo trabajando en el medio, he visto sinnúmero de estrategias y adaptaciones, pero en realidad lo primero que debe hacerse antes de gestionar y desarrollar una es conocer el mercado al cual una empresa se pretende dirigir.

Una anécdota importante

En anteriores años, cuando la plataforma de Google Adwords se conocía poco en México, las grandes empresas apostaban grandes cantidades de presupuesto para invertir en anuncios. La premisa era la siguiente: pagas por clic. En primera instancia, resulta atractivo si el objetivo es llevar tráfico a un sitio web o landing page, pero no es del todo convincente cuando los resultados prometían obtener clientes. En segunda, la Red de Display vaticinaba un posicionamiento de marca que los medios tradicionales impresos ya no podían sostener por el alto costo de las pautas; sin embargo, en un juicio particular, pienso que tal variante publicitaria no aplica para todas las organizaciones, ni mucho menos entra en todos los mercados.

Concretar es esencial

Si tienes un presupuesto de inversión, es más viable primero hacer pruebas de comportamiento de las campañas que echar a volar todo el capital. En marketing digital, pensar en el cómo, más que en los qué, es indispensable. En este sentido, cabe la posibilidad de arriesgarse y tocar la campana para que los consumidores vayan, valga la parábola, al mercado, hacer ruido y ofrecer un buen producto; no obstante, hacer rendir una campaña requiere de mucho análisis, optimizar y medir los resultados. De esta manera, despuntar requiere tiempo y también objetividad.

En el caso de redes sociales, cada momento es determinante para la implementación de una estrategia… pero cuidado, que esto no sea un mantra. ¿Por qué? Pensemos en nuestro público objetivo (más allá de la inversión publicitaria que se pretenda ejecutar) pues nos dará argumentos para ejecutar las campañas. Para llegar a él, sobre todo si es la primera vez, es menester la investigación. Y es, en este sentido, la realización de un benchmark la herramienta que tendrá el departamento de marketing para las acciones futuras. Dicha ejecución puede ser online y offline. Un buen mercadólogo no debe cerrar las posibilidades al terreno de lo físico, sino abrirse para ver opciones que en lo virtual no se percibe.

¿La logística? Sí, importantísima

De acuerdo a lo anterior,  sucede en e-Commerce, por citar un ejemplo, que la logística en tiempos de entrega no se efectúa según la promesa. ¿Qué es esto? Imaginemos que como persona tienes la necesidad de comprar un refrigerador french door y acudes al website que te recomendó un amigo porque se siente satisfecho con su compra; entras y vas directamente a la categoría de refrigeradores, encuentras el producto que deseas, analizas la información (características, beneficios) y en un botón hay un call to action que dice “Tiempo de entrega: 6 días”; después, revisas el inventario en otro apartado y te percatas que hay un producto. No dudas en ingresar tus datos y procedes al pago. ¿Por qué? Tu refrigerador actual está fallando demasiado, es viejo y repararlo te costará más. Decides invertir más, pero pensando a largo plazo.

Ahora bien, pasando este proceso online -ya habiéndote llegado la confirmación de pago a tu e-mail- te sientes contento porque en seis días -y eso, hoy mismo es buena cantidad de tiempo para un consumidor- tendrás un nuevo equipo; sin embargo, pasan los seis días… siete… ocho… nueve… diez… y nada. El refrigerador no llega. Todos los días, luego del sexto, has llamado para saber en qué parte de la ruta se encuentra tu “compra”, pero no saben qué decirte, o la respuesta no es la esperada… y tu insatisfacción mayúscula.

1. Ser integralmente responsables. Es muy importante para los mercadólogos tomar registro de los procesos de logística en una empresa, porque eso impactará negativa o positivamente en los consumidores. Apelar a los procesos integrales en una estrategia llevará a una empresa a una mejoría sustancial

En el benchmark debe quedar de manifiesto cómo y qué hacen los competidores para tomarlo como referencia. Recuerda, todo proceso es mejorable, pues siempre hay algo que innovar.

Por su parte, al ejecutar la estrategia de marketing digital debemos ser muy concretos y resolutivos: identificar que toda acción deba tener su solución. En este sentido, te cuento cómo a continuación.

2. Conoce y reconoce a tu mercado. Sin dudarlo, una estrategia debe contener muy bien mapeado al público a quien se dirigirá, porque toda la distribución publicitaria que se haga debe pensarse para llegar a los puntos clave, a los “micro-momentos” que una persona tiene en su vida cotidiana.

3. Planea la programación de manera estratégica. Traza de A a Z. De acuerdo a Linda Bustos, GetElastic: “Dedica el tiempo suficiente a planificar la frecuencia, el contenido y los mejores momentos de publicación. Ten en cuenta las zonas horarias; si siempre publicas contenido a la misma hora, es posible que los fans de otras partes del mundo nunca vean tus actualizaciones. ¡Haz que todos puedan conocerte!”.

4. Sé consistente en la aplicación. De un día para otro las cosas no salen en estrategia, por eso es importante la secuencia y continuidad. En palabras de  Jason Falls, Social Media Explorer: “No hay nada peor para un grupo o página de Facebook que tener contenido estancado. Si tienes un blog corporativo o un sitio web dinámico, debes interactuar con los usuarios periódicamente. No importa si solo publicas un mensaje nuevo sobre un tema por semana, lo importante es realizar una acción periódicamente (cuanto más frecuente, mejor) para obtener respuestas de tus fans”.

5. Solicita determinadas acciones. Haz que la comunidad de fans que tienes (y la que deseas tener), participe. Al decir de Ekaterina Walter, estratega de redes sociales, Intel:  “¿Quieres que tus fans expresen sus puntos de vista sobre algún tema específico? Pídeselo. ¿Quieres que tus fans compartan su contenido favorito contigo? Pídeselo. ¿Quieres que tus fans compartan tu contenido? Pídeselo. Captas la idea, ¿verdad?”.

¡Contáctanos!

Escrito por: Luis Estrellas de Merca20

 

Las 7 leyes del branding para elevar tu producto

¿Alguna vez has visto botellas de agua que valen más de 30 pesos en las tiendas de conveniencia? Aunque el producto en sí puede ser encontrado (agua) en presentaciones desde 10 pesos, ¿por qué hay botellas que son más caras?

La respuesta es por el valor de la marca. Aunque hay botellas de marca ‘patito’ que se venden por menos de la media del mercado, probablemente como consumidor prefieras acercarte a productos de marcas reconocidad que te generen confianza, aunque tengas que pagar 5, 10 o hasta 20 pesos más por el mismo contenido.

Tú también puedes utilizar estas leyes a tu favor ya sea para tu producto, servicio o tu marca personal.

1. La ley de expansión: “Cuando el nombre de tu marca se encuentra en todas partes, pierde su poder”

Si tratamos de darle gusto a todos, perdemos nuestros valores. Los clientes siempre van a preferir una marca que sea experta en lo que se dedica, si tus clientes logran relacionarte con una palabra en específico, ya estás del otro lado. En pocas palabras, si quieres crear una marca poderosa debes contraer tu marca, no expandirla.

2. Ley de la contracción: “Una marca se vuelve más fuerte cuando reduce su enfoque”

Piensa en todas las tiendas estilo “delicatesen” que existen. ¿Qué venden? Sopas, ensaladas, sándwiches calientes y fríos, donas, galletas, pasteles y mucho más. Fred DeLuca, entendía la ley de la contracción, el redujo su enfoque a un solo estilo de sándwich, uno del tipo submarino. Fred DeLuca llamó a su restaurante: ‘Subway’.  “Cuando solo haces sándwiches tipo submarino, te conviertes muy bueno en ello”, es decir, contraer, contraer, contraer. Cuando logras dominar una categoría, cosas buenas pasan, la especialización es clave.

3. La ley de la publicidad: “El nacimiento de una marca se logra con publicidad, no con anuncios”

Hoy en días las marcas nacen, no se hacen. ¿A qué se refiere esto? Una nueva marca debe llamar la atención de los medios y lograr que se hable de ellas, antes de comenzar a promocionarse por sí solas. Suena fácil, en realidad no lo es. ¿Cómo lograrlo? A los medios les gusta hablar sobre lo nuevo, lo que está de moda y sobre quién llego primero. Si tu logras tener alguna de estas 3 características, puedes llamar la atención de los medios, obtener publicidad gratis y hacer crecer tu marca.

4. La ley de la palabra: “La marca debe esforzarse a tener una palabra propia en la mente del consumidor”

¿Qué palabra viene a la mente de las personas al pensar en ti, tu producto o servicio? Te doy algunos ejemplos:

  • Mercedes Benz – Prestigio
  • Volvo – Seguridad
  • Kleenex – Pañuelo
  • FedEx – Express
  • Montblanc – Lujo
  • Amazon – Entrega

Aplica también para personas:

  • Martin Luther King Jr – Equidad
  • Steve Jobs – Impacto
  • Oprah Winfrey – Corazón

Las palabras son clave para la construcción de una marca, este proceso puede acelerar o demorar tu crecimiento. Se trata de crear una percepción hacia la marca y cumplir con esa expectativa, así es como se dejamos una huella en la mente de nuestros consumidores, sin perder de vista el porqué de lo que hacemos.

5. La ley del color: “Una marca debería utilizar un color opuesto al de su competencia”

Sabemos que una manera efectiva de diferenciarnos es a través de los colores con los que adornamos nuestra marca, también sabemos que los colores representan ciertas emociones y sensaciones. ¿Qué pasa cuando nuestros competidores nos han ganado los colores que mejor representan nuestro producto? Por ejemplo, John Deere ganó el color verde, ¿qué mejor color para representar los tractores, el campo y la agricultura? Al momento de crear una compañía de tractores la respuesta obvia sería ir por el color verde, por su simbolismo, la verdad es que como marca es más importante crear una identidad distinguida de los demás que el optar por el color simbólico. Pepsi al principio utilizaba más colores rojos en su publicidad hasta que empezó a tomar en cuenta que debía distinguirse de su competencia y fue ahí donde se potencio el color azul.

6. Ley de la categoría:“A los clientes no les importan las nuevas marcas, sino las nuevas categorías”

Cuando tu marca no es de las más conocidas en el mercado tu mejor opción es: crear una nueva categoría, esto fue lo que hizo Polaroid al convertirse en líder de las fotografías instantáneas. Enfócate en el abanico de posibilidades de tu producto/servicio, pongamos un ejemplo: la cerveza. Un mercado altamente competido y aun así se ha visto la manera de crear categorías distintas: cerveza light, cerveza alemana, cerveza mexicana, cerveza americana, cerveza artesanal, cervezas importadas, cervezas bajas en calorías, cervezas sin alcohol, cerveza con sabor chocolate, etc. Reclama tu liderazgo en una nueva categoría.

7. La ley de la calidad: “La calidad es importante pero las marcas no se construyen únicamente sobre eso”

Creemos que siempre reconocemos un producto de alta calidad de uno de baja calidad, lamentablemente esto no siempre es cierto. Un ejemplo es al probar la Coca Cola y Pepsi, las personas suelen creer que Coca Cola sabe mejor, debido a su aplastante éxito, la verdad es que la mayoría de las personas no las logran distinguir sin ver las etiquetas. El valor genuino de un producto vive en la mente del consumidor, no en el producto en sí. Si quieres crear una marca poderosa, tienes que construir una poderosa percepción de calidad en la mente del consumidor.

Una de las maneras que Al Ries dice que se puede aumentar la percepción de calidad de una marca son: aplicar la ley de contracción para convertirte en especialista en vez de generalista, crear un nombre atractivo y tener un precio que denote una inversión significativa (un precio alto es un beneficio para los consumidores, les permite obtener satisfacción de la compra pública del producto al consumir uno de alta calidad). Es por esto que las personas disfrutan el portar envases de aguas como Evian, Fuji y Smart Water, entre otras.

La finalidad última del branding es diferenciar nuestro producto de la competencia y generar confianza, así podremos dejar huella en la mente de nuestro consumidor. En Fianchetto contamos con estrategias para lograr un buen branding.

¡Contáctanos!

UI, IxD, UX: ¿Qué significa cada término?

Diseño de interfaces (UI), diseño de interacción (IxD) y experiencia de usuario (UX) son tres términos relacionados con la creación de la web, que, a su vez, están ligados entre sí. Al estar localizados en el mismo ámbito habrá partes en las que se puedan confundir, pero lo cierto es que se complementan, puesto que cada uno implica un proceso y un foco concreto que hay que saber diferenciar. En cualquier caso, los tres son imprescindibles para tener un buen tráfico en la página web y que los usuarios te recuerden y se queden.

Interfaz (UI)

El diseño de interfaces se centra en la presentación visual del producto digital, es decir, en el conjunto de elementos que dispone la pantalla para que el usuario interactúe con la página. Algunos ejemplos serían la selección y distribución de los elementos de la inferfaz, como los textos, fotografías, subtítulos…, o la consistencia del diseño en otras pantallas.

El diseño de la interfaz variará según la página, pero debe perseguir en todo momento un elemento básico: la funcionalidad. Cada uno de los objetos con los que se tope el usuario debe explicar el contenido de manera clara, ir destinado a ayudar al usuario en su búsqueda y dejar claro qué acciones puede realizar.

Cabe destacar que el diseño de interfaces no es lo mismo que el diseño gráfico, puesto que el primero puede abarcar este último o no. Cuando se realiza un wireframe (una especie de plano de pantalla), se está diseñando una interfaz, pero no tiene nada que ver con el diseño gráfico, que se daría al aplicar reglas de estilo.

Interacción (IxD)

Este es el nexo y el paso intermedio entre el diseño de la interfaz y la experiencia del usuario. Se trata básicamente de definir de qué manera la interfaz efectúa las acciones y operaciones propias que le han sido asignadas. Entre las decisiones que hay que tomar en este punto se encuentran qué respuestas ofrecerá el sistema a cada acción, de qué manera se produce la selección, cómo se accede a otras pantallas (deslizamientos, doble selección…), etc.

Experiencia (UX)

Este concepto está relacionado con lo que sucede delante de la pantalla, es decir, pone el foco en el usuario y en la experiencia que se le quiere proporcionar mediante la interfaz de la pantalla. En definitiva, hace referencia a lo que experimenta el usuario antes, durante y después de entrar en contacto con la página web. También podría definirse como el proceso de mejora de la satisfacción del cliente respecto a un producto.

Para hacer UX resulta fundamental comprender en primer lugar a los usuarios y sus verdaderas motivaciones y necesidades: qué acciones realiza, qué es lo primero que mira y qué reacciones tiene para poder decidir qué diseño es el más adecuado.

Esta experiencia no depende solamente del diseño, sino que implica lo que representa una marca y lo que hace sentir a sus usuarios. Asimismo, estas percepciones están ligadas a algunas cuestiones determinadas, como la memoria de las personas, por lo que el camino de vuelta debe ser lo más intuitivo posible; o el aprendizaje, motivo por el que habrá que mostrarle al usuario los pasos que tiene que dar para conseguir su objetivo en el menor tiempo posible.

A pesar de esto, una buena estructura fruto del diseño de interfaz será esencial para que los posibles clientes entiendan fácilmente todo el contenido. Habrá que tener en cuenta, por ejemplo, el espacio para deslizarse y navegar por la pantalla en el caso de un diseño UX para móviles, teniendo presente que los elementos y botones deben tener suficiente espacio como para que el usuario no le dé por error a unos u otros, o incluso saber qué tamaño deberían tener los botones para que puedan ser activados fácilmente.

¡En Fianchetto creamos estrategias de acuerdo a las necesidades de tu empresa!

¡Contáctanos! 

¿Cómo utilizar el PANTONE del año en diseño web?

Cada día, más de 10 millones de diseñadores trabajan con el ‘color Pantone’ del año para desarrollar, comunicar y aprobar diferentes tipos de imágenes en sus labores cotidianas. Al ser una de las tendencias anuales más importantes, puede resultar fundamental tomarlo como referencia para llegar a diferentes personas.

El color que Pantone seleccionó para este 2018 fue el Ultra violet, propuesta cromática que está teniendo repercusión en las tendencias del diseño y la creatividad visual actual, sobre todo para la moda y otros proyectos. Pero, fuera de este rubro, su utilidad en diseño gráfico y en el ámbito web se ha proyectado.

Sin embargo, saber cómo utilizar este producto de Pantone en un proyecto se convierte en algo esencial, ya que los colores pueden ser un poco difíciles de trabajar para algunos diseñadores. Desde el año 2000, Pantone ha estado eligiendo el color del año y, aunque la mayoría de estos han sido matices brillantes, de forma general, buscan crear conciencia como un antídoto para el estrés de los consumidores.

Así, StaffCreativa nos dice las mejores formas en las que se puede utilizar el color Pantone del año para el diseño web. 

  • Sombrado en fondos de pantalla

Como un color de fondo, se puede aprovechar al máximo la asociación de colores para usarlo como ‘ambiente natural’ del sitio web’. Estos colores también son buenos para fondos porque los colores casi se desvanecen y no quitan protagonismo a los elementos de primer plano o a las imágenes con las que cuente un sitio web. Además, se puede adaptar correctamente gracias a las propiedades que tiene.

  • Acentos

Ultra Violet ofrece complejidad y matices que apelan a nuestro deseo de originalidad en todo lo que tocamos. Del mismo modo, en el diseño gráfico, resuena como medio dinámico a través de su sensación multidimensional para resaltar ciertos puntos particulares que se cuente con la  personalidades y artistas que buscan destacarse.

  • Capas de color

Una de las formas más fáciles de usar el color es en las imágenes dominantes. Desde imágenes hasta  ilustraciones, Ultra Violet puede ser incorporado en el diseño web por medio de matices, sin forzarlo. Incluso para crear capas de color.

 

¡Contáctanos!

PASOS PARA OPTIMIZAR UN PROCESO DE FOTOGRAFÍA DE PRODUCTO

 

¿Sabías que hasta un 67 por ciento de los consumidores consideran que la calidad de las imágenes es un aspecto muy importante al momento de realizar una compra en línea?, este dato de BigCommerce refuerza la idea de porqué el contenido visual se vuelve cada vez más importante para toda marca u organización.

El contenido visual, está cada vez más presente, se estima que para este año el 84 por ciento de las comunicaciones serán visuales. Particularmente, cuando se trata de los negocios online, el contar con buenas imágenes es una prioridad, especialmente cuando se trata de la fotografía de producto. Es por este motivo que te compartimos un proceso de 6 pasos, que puedes empezar a desarrollar para la creación de imágenes de tus productos, el proceso inicia así:

  •  Planifica la sesión

Organizarse de forma previa a la sesión es importante, pues debes saber cómo irá avanzando el trabajo a lo largo del día, reunir los materiales necesarios que vas a utilizar, coordinarte con las personas que participarán (modelos, fotógrafos, etc.) y asegurarte de que todos estén en el mismo canal o cuenten con la misma información.

  • Prepara tu estudio o espacio

La consistencia es un elemento clave para la fotografía de productos, por lo que es importante que se mantenga una línea consistente entre cada una de las fotos que tomas y cada una de las sesiones que realizas. Con ello en mente procura siempre mantener una misma configuración en cuanto a iluminación, cámaras, posiciones, etc. dentro del estudio o espacio donde hacer el shooting.

  • Dale estilo al producto

Como podría entenderse, dentro de las fotografías de producto es importante que resalte este así que considera de forma previa el prepararlos para que luzcan lo mejor posible al momento de hacer el shooting. Asegúrate de que no existan defectos o algún otro aspecto que pueda afectar a la imagen. Mejor prevenir que retocar.

  • Haz diversas fotos de prueba

La idea detrás de este punto es también la preparación, tomar fotos de prueba resulta de gran ayuda para hacer ajustes en tu cámara considerando tal vez la apertura del diafragma, el ISO o el balance de blancos.

  • Procésala

Una vez que ya haz tomado las fotos de tu producto, es momento de procesarlas, esto se refiere a que se deben adecuar para la plataforma web donde será colocada. Se trata de un proceso de post-producción donde ajustarás las imágenes considerando la calidad o el peso para no afectar la experiencia de los usuarios.

  • Revísala

Finalmente, último paso dentro de este proceso es la revisión, como se podría entender, la idea detrás de todo esto es asegurarse de que está lista para ser lanzada y compartida con la audiencia.

 

En Fianchetto Design tenemos las herramientas necesarias para crear el contenido necesario para tu empresa.

¡Contáctanos!